BLOG de JUANMA BLAZQUEZ

A ver cómo te lo cuento…

Respétame, respétate

Blog 04 20090604 Respétame, respétateProbablemente sea una cuestión de perspectiva. Por un lado sabes que están ahí gracias a ti, sin olvidar que ese “ti” es un falso pronombre personal del singular, puesto que engloba a miles, incluso millones de personas que decidieron contigo quienes debían de representarles. Es decir, que están ahí porque un número suficiente de “ti” así lo han decidido.

Y esa es la cuestión básica. La que te lleva a preguntarte cómo es posible que todos esos miles de “ti” tengan que descubrir en cada ciclo electoral el decepcionante nivel de sus representantes.

Antes, cuando el nivel cultural de este país era, más que bajo, de una tristeza descorazonadora, recuerdo cómo nuestros mayores expresaban su admiración con la frase “qué bien habla”.

¡Claro! El nivel se le suponía y envidiaba.

Pero el país ha cambiado. Los universitarios comparten la cola del INEM con culturas de todos los orígenes y niveles, y la vara de medir ya no pasa por el grado de elocuencia, sino por el contenido del mensaje.

¿Y qué tenemos?

Si el Congreso fuese un establecimiento comercial y hubiésemos de guiarnos por lo que dicen los congresistas de sí mismos, sería horrible: corrupción, falta de patriotismo, insolidaridad con el ciudadano, falta de realismo, engaño al pueblo… ¿Quién iba a fiarse de gente así?

Cuando uno de los representantes de unos “ti” habla de otros representantes de otros “ti” nunca debería de olvidar que la agresión verbal que vierte con deportiva inconsciencia contra su “compañero de escaño”, aunque esté enfrente y no al lado, es una agresión contra la misma clase política, que es tanto como decir una agresión contra las personas que han ejercido el constitucional derecho de voto.

Y no digamos de la falta de respeto, de “decoro”, incluso de “vergüenza”, que suponen las campañas publicitarias. Sus contenidos, además, absolutamente primarios, dan una idea desoladora de la opinión que estos representantes tienen sobre el nivel de sus votantes: juegos de palabras de colegio, miedos, mensajes banales, puestas en escena absurdas, copiadas de las campañas americanas, esas que siempre nos parecieron excesivamente cinematográficas e infantiles.

Votar es un derecho que cada una de las familias de este país se ha ganado a costa de su propia sangre, la de todos los antepasados que entregaron su vida por ejercer ese derecho.

Por eso os exijo un mínimo de respeto.

Contadnos por favor qué propuestas tenéis para nosotros.

Contadnos por favor qué nos estamos jugando con las elecciones europeas.

Contadnos por favor qué os diferencia y qué os une de cara a Europa.

Nos lo debéis y os lo debéis a vosotros mismos.

Para peleas e insultos ya tenemos la calle. Pero incluso cuando hay una pelea en la calle la gente común trata de separar y de calmar a cada uno, más que de tomar partido y linchar al otro. No es propio de ellos y es muy decepcionante que nuestros líderes se comporten así.

Yo voy a meter tu nombre dentro de una urna. Por favor: respétame.

Anuncios

4 junio, 2009 - Posted by | Sin categoría | , , ,

9 comentarios »

  1. Estimado Juanma:
    Hace tiempo ya escribia sobre este tema en mi blog y manifestaba que solo se puede cambiar el bochornoso estado actual de la politica y los políticos, con una regeneracion que suponga una catarsis total, pues ahora mismo representan un cancer que mina la poca credibilidad que tienen y lo peor dirigen un barco cuyos timoneles no estan capacitados y lo llevan a la deriva.
    Si, cambio profundo, esrtirpacion de los tumores es la unica solucion para navegar con buen tino y rumbo
    Un saludo
    Manuel

    Comentario por Manuel fenix | 15 noviembre, 2009 | Responder

    • Desconozco como hacer ese cambio, pero creo que sé quién debe de hacerlo. Indudablemente la gente: nosotros. Nosotros somos quienes votamos. Quizá lo triste es que ellos no son más que un reflejo de nuestra indiferencia como pueblo hacia el tema, o de nuestra falta de criterio, o de nuestra asequible manipulabilidad. En cualquier caso somos nosotros quienes votamos. Luego al ser nuestros representantes, tenemos “lo que queremos”.
      Es asi.
      Saludos.

      Comentario por Juanma Blazquez | 16 noviembre, 2009 | Responder

  2. como diría un amiguete mío, “infinita tristeza”, pero realmente y como diría otro de mis amigos, “tenemos lo que nos merecemos”… como ya expresé anteriormente, no pienso votar, puede que sea un acto irresponsable, pero tanto como el de ir a votar a unos irresponsables creo yo. Fijaros que tipo de calaña política, que sacan significados beneficiosos para unos y otros incluso cuando la gente vota nulo o blanco, es la leche… y mira que seguimos teniendo paciencia ¿hasta cuando?

    saludete

    Comentario por Nachete | 7 junio, 2009 | Responder

  3. Me sumo al acuerdo, pero creo que los “tis” deberíamos exigir listas abiertas (siempre) y, lo que es mucho más fácil, fiscalizar lo que hacen nuestros representantes europeos.
    Creo que apenas sabemos sus votos como grandes grupos europeos, pero sabemos muy poco de lo que han hecho allí los números 12, 7 o 14 de cualquiera de las listas. Y están. Y cobran. Y no se quieren venir…

    Comentario por Esteban Sánchez-Ocaña | 7 junio, 2009 | Responder

    • Añades un elemento muy interesante. Sabemos que tenemos unos representantes en Europa, pero solo nos preocupamos de ellos en tiempos de elecciones. Incluso si hiciésemos una encuesta (al asalto, claro) entre los propios periodistas es más que posible que la inmensa mayoría desconociésemos absolutamente quiénes estan y sólo una “inmensa minoría” conociésemos los números uno de las listas. Acepto y me sumo a tu “autocrítica”: no fiscalizamos. No debería de ser así. “Necesitamos mejorar”, sería la nota. Y en cuanto a las listas abiertas, creo que es incomprensible que en un Estado democrático los votos de dos ciudadanos no sean iguales frente a las urnas, se mire como se mire. Además creo que una cosa es el gobierno del Estado y otra el de una Comunidad Autónoma. Aquí los confundimos (los confunden). Tendremos que apretar en esa dirección.
      Gracias por tu comentario.

      Comentario por Juanma Blazquez | 7 junio, 2009 | Responder

  4. Absolutamente de acuerdo con lo que has escrito. Aunque estoy en Berlín, sigo día a día desde aquí la campaña que se hace en España. Me da vergüenza. Nuestros representantes parecen una pandilla de navajeros del antiguo “west side” neoyorquino. Y la comparo con la campaña que se hace en Alemania y todavía me da más vergüenza. Aquí no se insulta a nadie, se respetan entre políticos y, sobre todo, respetan al “tí” a quien van dedicados los programas, los mítines y los debates por televisión. Por otra parte, todo va tranquilo y casi sin importancia ni frases grandilocuentemente planetarias. Es decir, como si se tratase de una elecciones al parlamento europeo y no una refriega de gallos o una piara de cerdos peleando por quién se lleva la manduca.

    Comentario por Camino Ciordia | 5 junio, 2009 | Responder

    • Lamento el espectáculo. Aún recuerdo que a un reportaje sobre Austria para Paraisos Cercanos lo titulé (es obvio que por ser español: quería que se notara) lo titulé pues “Austria, música y silencio”. No sé si deberíamos llevar a estos extremos la idiosincrasia nacional, pero podríamos bajar un poco el “tono”. Gracias por tu aportación.

      Comentario por Juanma Blazquez | 5 junio, 2009 | Responder

  5. Una puntualización importante.No metemos un nombre dentro de la urna. Lo que ponemos es una lista de nombres en un orden predeterminado por la jerarquía o la estructura de los partidos. Sin ninguna posibilidad de cambio o de opción individualizada entre los distintos nombres incluidos en la lista elegida. Y eso que las elecciones europeas son las más justas y las que más representan la proporcionalidad del voto, sin los ajustes territoriales (provinciales) que imponen las elecciones generales… En fin,la limpieza y mejora del sistema debería llegar también a ese apartado que nadie ha querido cambiar. Nadie entre los aparatos de los principales partidos, sobre todo. Tienen pánico a las elecciones abiertas y verdaderamente proporcionales. ¿No ha llegado la hora de cambiar la ley electoral?

    Comentario por Paco Audije | 4 junio, 2009 | Responder

    • Totalmente de acuerdo. Y estas elecciones son además un interesante test para “intuir” que ocurriría en unas elecciones abiertas. Tendremos una larga tarde de domingo.

      Comentario por Juanma Blazquez | 4 junio, 2009 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: